Ramos

-La primera, cómo desactivar al tridente del Liverpool. Como decís, en posesión creo que el Madrid deberá establecerse arriba para que en caso de perder el balón, que sea lo más lejos posible de Salah, Mané y Firmino. Luego, ya en fase defensiva en propio campo, propondría un escenario MUY SIMILAR al que llevó a cabo Zidane en 2016 en fase de grupos de la Champions League en el segundo partido frente al Sporting de Portugal. Gelson Martins fue el jugador del Sporting a parar en esos dos partidos. En el primero fue un dolor de cabeza para Marcelo, con Ramos desbordado y llegando tarde a las ayudas. En el segundo, Zidane decidió que por velocidad y capacidad de corrección, Varane sería el encargado de acudir a las ayudas a Marcelo ocupando el lado izquierdo de los dos centrales, dejando para Ramos el derecho. Salvando las distancias tanto de nivel como de perfil entre Martins y Salah, creo que el intercambio de posiciones iniciales de Ramos y Varane puede ser una solución.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Por otro lado, en cuanto a la defensa de Firmino, creo que debería ser Casemiro, ya que si es un central quien abandona su posición para perseguirlo se dejaría un espacio que sería letal teniendo en cuenta que quienes los aprovecharían son Mané y Salah. Por tanto, Casemiro defendiendo a Firmino y pendiente de las ayudas a los centrales, mientras que Kroos y Modric serían los encargados de cubrir el carril central si este lo abandona el mediocentro brasileño.

-La segunda clave sería cómo activar el ataque del Madrid cuando éste recupere el balón. Como bien ha dicho David, el equipo blanco seguramente se cerrará más de lo habitual y esperará al Liverpool para evitar conceder demasiados espacios al tridente. Esto en ataque podría ocasionar una desconexión del resto del equipo con los atacantes del Madrid, por la presión del Liverpool en campo contrario y por la lejanía de los Cristiano, Benzema, etc. La capacidad para jugar el balón desde atrás y superar la presión contraria de los Ramos, Marcelo, Kroos y Modric parece una solución para lo primero. Para lo segundo, el Madrid necesita uno o varios escalones más arriba para darle continuidad al juego. Benzema puede ser uno de esos escalones, pero ¿sería suficiente?
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Teniendo en cuenta que el Madrid jugará casi al 100% con Navas, Ramos, Varane, Marcelo, Carvajal, Casemiro, Kroos, Modric, Cristiano y Benzema quedaría una última plaza para acompañar a Karim y CR7 arriba, a elegir entre Bale, Isco, Lucas Vázquez y Asensio. Con el 9 francés como apoyo arriba, y echando en falta un escalón intermedio, yo le daría galones a Asensio. Por su plus en defensa para perseguir al lateral, por su movilidad para complementar la de Cristiano y Benzema, por su capacidad de gol y sobre todo por su conducción de balón, que serviría para dar continuidad a la posesión en medio campo, para conectar a los medios con los delanteros y para ganar metros y establecer al Madrid arriba. Y en el banquillo y como revulsivos, los mencionados Bale, Isco y Lucas más Kovacic, para diferentes situaciones en las que desemboque el partido.

Puede que me haya adelantado varios análisis, pero en resumen estas son mis claves para la defensa y para el ataque.